La Convocatoria de Ayudas a Proyectos Culturales y Educativos CajaCanarias 2017 clausura su plazo de presentación el próximo día 31 de marzo
27.03.2017
Mostrar todo

La Fundación CajaCanarias inaugura la exposición “El mundo de los Madrazo”

La Fundación CajaCanarias inaugura la exposición “El mundo de los Madrazo”

- La muestra, organizada con la colaboración de la Comunidad de Madrid, permanecerá abierta hasta el próximo 17 de junio.

- 80 obras pictóricas recorren diferentes corrientes artísticas del siglo XIX, a través de tres generaciones de esta saga familiar de artistas.

La Fundación CajaCanarias ha inaugurado hoy martes la exposición titulada "El mundo de los Madrazo", una muestra compuesta por más de ochenta obras pictóricas que presenta a cinco pintores de la saga más célebre e influyente del ámbito artístico decimonónico español. La colección pertenece a la Comunidad de Madrid desde 2006, gracias a una dación por parte de los descendientes directos de los artistas, y podrá visitarse en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife hasta el próximo 17 de junio. Con entrada gratuita, "El mundo de los Madrazo" estará abierta al público de lunes a viernes (11 a 14 y 17 a 20 horas), así como los sábados, en horario matinal (10 a 14 horas). Domingos y festivos, la muestra permanecerá cerrada.

"El mundo de los Madrazo" forma un conjunto homogéneo que había estado conservado en la esfera de la intimidad de la mencionada familia, rasgo que la convierte en un legado excepcional. En ese sentido Juan José Daza, heredero final de este patrimonio, abrió las puertas de su casa a Juan Manuel Castro Prieto, Premio Nacional de Fotografía 2015, quien realizó una serie denominada con el sugerente nombre de "La seda rota", en la que se puede apreciar el ambiente y el contexto en el que se encontraban las obras expuestas, a partir de hoy, en el Espacio Cultural CajaCanarias. Ocho de esas instantáneas completan el montaje que podrá visitarse, a lo largo de los próximos tres meses, en el espacio expositivo capitalino.

La Fundación CajaCanarias ya ha tenido la oportunidad de contar, en diferentes propuestas expositivas, con obras de esta notable saga de artistas españoles, concretamente a través de dos proyectos realizados en colaboración con el Museo del Prado: "El Retrato español" (2010) y, más recientemente, "Los objetos hablan" (2015). Ambas contaron con los soberbios retratos que atesora la pinacoteca nacional, si bien el legado que atesora la Comunidad de Madrid y que compone "El mundo de los Madrazo", permitirá comprender al espectador, de manera precisa, el notable papel que una sola familia jugó en la revitalización de la pintura en España.

Acto de presentación

La muestra fue inaugurada en la mañana de hoy martes, mediante un acto informativo protagonizado por el subdirector general de Bellas Artes de la Comunidad de Madrid, Antonio J. Sánchez Luengo; el director de Acción Cultural de la Fundación CajaCanarias, Álvaro Marcos Arvelo; el comisario de la exposición, Carlos González; y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado que, a lo largo de su intervención, destacó como este legado que atesora la Comunidad de Madrid nos va a permitir comprender el papel que una sola familia jugó en la revitalización de la pintura en España. Y es que, en palabras del máximo dirigente de la Fundación CajaCanarias, este proyecto nació gracias a la generosidad de la institución madrileña, que ha estado siempre dispuesta a compartir los valiosos fondos de su Colección, expandiendo así el horizonte del conocimiento y la búsqueda de la belleza.

Carlos González realizó, a lo largo de su intervención, un exhaustivo repaso a la disposición pedagógica y cronológica de la muestra, lo que permitirá al visitante conocer la evolución de esta relevante saga familiar a través de sus retratos, mientras que el subdirector general de Bellas Artes de la Comunidad de Madrid, Antonio J. Sánchez Luego, invitó a todos los tinerfeños y turistas que visiten la isla hasta mediados del próximo mes de junio a no perderse este excepcional montaje, que llega al Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife tras haber obtenido excepcionales acogidas en sus itinerancias previas.

Para finalizar, Álvaro Marcos Arvelo detalló cómo se desarrollará, durante el tiempo de exposición de "El mundo de los Madrazo", el programa didáctico "Despertares CajaCanarias", una iniciativa que cumple diez años de existencia y que ha contado con la participación de más de 12.000 estudiantes de las islas. Y es que, según sus palabras, "Despertares" persigue conectar con la mirada de los jóvenes, incentivando el pulso de esa mirada con respecto al arte a través del acercamiento sensible al mismo.

Los Madrazo

A través de sus obras, "El mundo de los Madrazo" propone recorrer diferentes corrientes artísticas del siglo XIX. De este modo, tres generaciones de pintores transmiten el pulso de su tiempo: José de Madrazo Agudo; sus hijos Luis y Federico de Madrazo Kuntz; y los hijos de Federico, Raimundo y Ricardo de Madrazo Garreta. La exposición permite un conocimiento de las respectivas biografías de estos pintores y de los representados, así como una lección sobre el arte decimonónico nacional. José nació en 1781 y Raimundo falleció en 1920, así que el camino cronológico de la muestra abarca más de un siglo de la historia pictórica española, mientras que los cuadros revelan los estilos artísticos de entonces: neoclasicismo, romanticismo, realismo o iluminismo.

Los Madrazo fueron pintores de éxito reconocidos y admirados internacionalmente. Artistas cosmopolitas e infatigables viajeros, completaron su formación en París y Roma, ciudades en las que se relacionaron con las instituciones y los artistas más influyentes de la época. Desde sus importantes cargos oficiales en el Museo del Prado, la Academia y la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, José y Federico, pintores de Cámara, ejercieron de árbitros del arte español de su época. En concreto, esta saga consiguió triunfar como retratistas, posando para ellos prestigiosos políticos, literatos y artistas de su tiempo, además de la aristocracia y la burguesía.

Los cinco artistas que protagonizan esta nueva propuesta expositiva de la Fundación CajaCanarias se transmitieron generacionalmente la habilidad en la captación del carácter de los representados, que pintaron con depurada maestría. Así, la muestra reúne "los tesoros" de temática costumbrista, religiosa y retratos recopilados y guardados por María Teresa de Madrazo y Madrazo, obras que permiten al espectador un conocimiento de los hábitos y modas decimonónicas, y dan rostro a una extensa familia que también destacó en el ámbito de la literatura, la arquitectura y la música.

Contenido de la muestra

La colección completa está formada por 84 obras, y llega al Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife merced a la colaboración de la Comunidad de Madrid, que ha organizado numerosas exposiciones dentro y fuera del territorio nacional, con el objetivo de profundizar en el conocimiento de una dinastía de pintores fundamental en la pintura decimonónica española. Cada muestra ha supuesto un paso más en la investigación de las piezas, añadiéndose nuevos datos en el estu­dio de esta compleja estirpe familiar.

La primera vez que esta "El mundo de los Madrazo" se expuso fue en 2007, en el Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago el Mayor, y fue su "presentación" al público madrileño. Posteriormente, la colec­ción ha podido visitarse en la Real Academia de España en Roma; en el CA2M de la Comunidad de Madrid; en el Antiguo Hospital de Santa María la Rica, de Alcalá de Henares; en el Museo Nacional de Poznan y en el Museo Nacional de Gdansk (Polonia); en el Palacio de los Condes de Sástago, en Zaragoza; en el Espacio Cultural Mira, de Pozuelo de Alarcón; así como en el Queen Sofía Spanish Institute (Nueva York), entre otros. El discurso expositivo de "El mundo de los Madrazo" se desarrolla en cuatro ejes temáticos:

• El poder: No hay duda de que los Madrazo se relacionaron con el poder, rea­lizando numerosos retratos de aristócratas, burgueses y personajes socialmente destacados. A través de sus retratos los visitantes a la muestra podrán reco­nocer a la familia real, como la reina Mª Cristina y, principalmente, a Isabel II.

• La Familia: Un rasgo que hace única esta colección es la vertiente más íntima y familiar, la vida privada de los artistas. Al ser una colección pro­veniente de la hija de Luis de Madrazo, predominan los retratos. Los Madrazo fueron grandes retratistas, siendo éste el género pre­dominante en la muestra que podrá visitarse, hasta el próximo 17 de junio, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife. El complejo árbol genealógico de la familia cobra vida a través de ellos: De este modo, son sumamente interesantes los pintados por Luis de su padre y de sus hermanos Federico, Pedro y Juan, algunos de ellos publicados como imagen de los personajes en diferentes biografías de los Madrazo.

• Los amigos: Gracias a los retratos se puede profundizar en el conocimiento de la intensa vida social de la familia, poniendo rostro a poetisas como Carolina Coro­nado, o a numerosos amigos, como José Picón o el del pin­tor sevillano José Cañaveral, todos ellos muestra de los de­nominados "retrato de amigo", que se caracterizan por el formato compositivo y expresividad de los protagonistas.

• La religión: La mayoría de las obras religiosas de esta colección fueron realizadas por Luis, hombre de profundas ideas religiosas, que viajó a Lourdes como peregrino. Son obras, por regla general, de gran formato.

Biografías:

José de Madrazo Agudo (1781-1859): Es el patriarca de la familia. Su larga vida le permitió ser pintor de Cámara con Carlos V, Fernando VII, María Cristina e Isabel II. Figura clave en el panorama de la pintura espa­ñola de su tiempo y personaje fundamental en los círculos artísticos, consiguió un alto status social. Fue director del Museo del Prado, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Se casó en Roma con Isabel Kuntz, hija del pintor silesiano Tadahüs Kuntz, y tuvieron once hijos, entre ellos los pintores Federico y Luis.

Introduce en España el Neoclasicismo, fruto de su forma­ción con el pintor francés David durante su estancia en Pa­ris, convirtiéndose en uno de los grandes maestros de este estilo. Cultivó la pintura histórica, con temas de exaltación patriótica, a la vez que realizó numerosos retratos.

Federico de Madrazo Kuntz (1815-1894): Hijo y discípulo de José de Madrazo. Casado con Luisa Ga­rreta, es padre de los pintores Raimundo y Ricardo de Ma­drazo Garreta, y de Isabel y Cecilia, entre otros. Cecilia se casó con el pintor catalán Mariano Fortuny Marsal, y es ma­dre de Mariano Fortuny y Madrazo.

Fue, como su padre, director de la Real Academia de San Fernando y del Museo del Prado durante varias décadas. En esta institución llevó a cabo una intensa labor de organi­zación, dando a conocer algunas piezas que, como el Teso­ro del Delfín y los cartones para tapices de Goya, no habían sido valoradas hasta el momento. Recibió la influencia de Ingres, en cuyo taller trabajó, y de los pintores nazarenos, siendo el iniciador de la vertiente purista del romanticismo español y uno de los mejores retratistas españoles del si­glo XIX, muy demandado entre la nobleza y alta burguesía madrileñas.

Luis de Madrazo Kuntz (1825-1897): Hijo también de José, fue igualmente un buen retratista, pintor de historia y de temas religiosos, aunque su obra quedó eclipsada por la brillantez de su hermano. Se casó con su sobrina Luisa y es padre de Mª Teresa de Madrazo y Madrazo.

Raimundo de Madrazo Garreta (1841-1920): Hijo de Federico de Madrazo y Kuntz. Se formó en la Real Academia de San Fernando, junto a su padre, y en París, donde recibió la influencia del academicismo francés. In­quieto e innovador, investigó y asumió novedades de los impresionistas franceses. A partir de 1900 se convertirá en el retratista oficial de la alta sociedad norteamericana, ar­gentina y española, siendo su producción más característi­ca los retratos femeninos y composiciones de género, que se encuentran sobre todo en el extranjero. Gracias a esta colección podemos conocer obras de su juventud desta­cando por su valor iconográfico, como esta obra que re­presenta el taller de su abuelo José, decorado con obras de su importante colección de pintura.

Fue crítico, coleccionista de arte y uno de los primeros en trabajar con fotografía en España, afición que le llevó a via­jar por todo el país documentando gráficamente obras de arte, especialmente hispanomusulmanas, lo que ha permiti­do contar con numerosos testimonios de monumentos que en ya entonces estaban en estado ruinoso o que se han perdido.

Ricardo de Madrazo Garreta (1851-1917): Hermano del anterior, fue discípulo de su padre y de Maria­no Fortuny, lo que hará que su obra esté muy marcada por el estilo de ambos.

Imágenes de interes

InauguracionExpoMadrazo1
InauguracionExpoMadrazo2
InauguracionExpoMadrazo3
InauguracionExpoMadrazo4
InauguracionExpoMadrazo5
InauguracionExpoMadrazo6