Sobre Fundación CajaCanarias


La Fundación CajaCanarias tiene su origen en la transformación de la Caja General de Ahorros de Canarias (CajaCanarias) en Fundación de acuerdo a lo dispuesto en el articulo 6 del Real Decreto-Ley 11/2010 de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros, modificado por Real Decreto-Ley 2/2012 de 3 de febrero de saneamiento del sector financiero y por la Ley 9/2012 de 14 de noviembre de reestructuración y resolución de entidades de crédito. Asimismo, se publica en el Boletín Oficial del Estado nº 311, de 28 de diciembre de 2013, la Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de cajas de ahorros y fundaciones bancarias, incidiendo directamente en el proceso de transformación llevado a cabo hasta ese momento, convirtiéndose así en Fundación CajaCanarias con personalidad jurídica plena.

En este proceso de adaptación, se ha mantenido la inicial pretensión de dotar a la Fundación, a través de sus Estatutos, de una serie de normas que tengan en cuenta la nueva realidad en la que debe operar: de constituir un capítulo de una entidad financiera a pasar a ser una entidad con personalidad jurídica propia que, bajo la fórmula jurídica de Fundación, a través de la gestión de sus propios recursos, persigue el mantenimiento y mejora de la obra benéfico-social desarrollada por la entidad financiera, mediante la preeminencia en el patrocinio de las actividades encaminadas a la mejora del bienestar social, asistencial y sanitario, pasando por el fomento de la educación, la formación y la investigación, o la promoción y difusión de la cultura, el reconocimiento de la importancia de la divulgación y protección del medio ambiente o el apoyo a la actividad deportiva, hasta el desarrollo y la innovación empresarial, y, en general, el progreso de la sociedad canaria, para lo que ha dotado a la Fundación de un Patronato que se estima responde igualmente a la nueva realidad a la que tiene que servir, y que está llamado a cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación según los criterios económico-financieros de un buen gestor.