San Sebastián de La Gomera, La Gomera

Casa Echevarría


La Casa de los Echevarría es una antigua casona ubicada en el casco de San Sebastián de La Gomera, que forma parte del patrimonio histórico de la capital de la Isla. Construida por Miguel de Echevarría y Mayora, posee una de las escasas fachadas en las que sobresale el escudo heráldico de la familia, en madera. Quizá la división que sufrió posteriormente, hoy en día subsanada, explique la extravagante asimetría de su frontis.

La finca, de grandes dimensiones, poco común en La Gomera, presenta un excelente trabajo en la madera del patio, así como la escalera, prototipo de modelos posteriores. Restaurada por CajaCanarias en 2006, actualmente alberga la sede del Museo Arqueológico de La Gomera.

San Cristóbal de La Laguna, Tenerife

Casa Martínez Barona


La Fundación Canaria Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias tiene su sede en el número 18 de la Calle de San Agustín, de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna. La Casa Martínez Barona data del siglo XVIII, y fue residencia del Deán de la catedral, hasta ser heredada por la familia Saavedra a mediados del siglo XIX, siendo en la actualidad, propiedad de la Fundación CajaCanarias, que la mantiene cedida para el uso de los fines establecidos por la Fundación Cristino de Vera.

La Casa-Museo se encuentra situada en el centro del Recinto Patrimonio de la Humanidad de la ciudad, en el enclave privilegiado de San Agustín. Esta calle, acoge la mayor concentración de edificios catalogados por Patrimonio: Seis inmuebles, de los cuales, tres de ellos son Bien de Interés Cultural y están catalogados con la categoría de Monumento.

Santa Cruz de La Palma, La Palma

Casa Massieu


La Casa Massieu fue construida entre 1779 y 1785 por el coronel D. Juan Massieu Fierro, tras haberse incendiado en 1770 el que anteriormente ocupaba el solar, que también es histórico, pues en él tuvo sus casas el Adelantado Alonso Fernández de Lugo, hasta que fueron quemadas por piratas franceses en 1553. Ubicado en el número 3 de la Plaza de España de Santa Cruz de La Palma, este edificio fue devastado por las llamas nuevamente en un incendio acaecido en 1990.

Restaurada tras su adquisición por parte de CajaCanarias, en su fachada principal se conjugan elementos barrocos y neoclásicos, que lo singularizan entre las edificaciones de su entorno. Sus elementos más característicos como su fachada principal, han sido conservados para darle un uso público, albergando en la actualidad el Espacio Cultural Fundación CajaCanarias en la capital de la Isla, donde se desarrollan a lo largo del año las principales actividades de carácter cultural, social y divulgativo que la entidad organiza dentro de su plan de acción como entidad de carácter fundacional.

Garachico, Tenerife

Casa Soler


El antiguo Convento de San Julián, también conocido como Casa Soler, se trata de un antiguo convento del siglo XVII fundado por el capitán Julián Moreno Cutiño para la orden de los Agustinos, que a lo largo de su existencia ha sufrido varios incendios. CajaCanarias procedió a su restauración a comienzos del presente siglo, siendo en la actualidad parte del patrimonio arquitectónico de la Fundación CajaCanarias.

San Cristóbal de La Laguna, Tenerife

Casa Xuárez Gallinato


CajaCanarias culminó en 2002 los trabajos de restauración de la Casa Xuárez Gallinato, inmueble histórico que se encuentra en la Plaza del Adelantado de La Laguna, frente al Palacio de Nava, y que actualmente constituye la sede de la Oficina de Empresas de esta Entidad en la ciudad. El origen de la primera construcción en dicho solar data de 1523 y pertenecía a la persona que le da nombre, una figura influyente de la época, sobrino del Adelantado Alonso Fernández de Lugo.

El edificio es un inmueble urbano de dos plantas, cuya construcción aconteció en la segunda mitad del siglo XVIII, y que ha formado parte destacada, junto al Ayuntamiento, Convento de las Catalinas y Palacio de Nava, del ambiente urbano que conforma la Plaza del Adelantado. Su fachada contiene elementos neoclásicos y presenta dos partes diferenciadas. La primera es la que se orienta hacia la Plaza del Adelantado, que está formada por un cuerpo de una crujía y dos plantas, construido con gruesos muros de piedra, barro y cal, que constituyen los materiales tradicionales de la arquitectura canaria de esta época.

San Cristóbal de La Laguna, Tenerife

Casabuena


Este inmueble situado en la Plaza de la Concepción, número 5, de La Laguna, es la denominada Casabuena, sede del Juzgado de Indias desde el siglo XVIII. Ya desde el siglo XVI Canarias ejerció un intenso comercio con el Nuevo Continente. El cargo de Juez de Indias, fue comprado por Casabuena en el año 1708 por trescientos mil reales. La casa tiene fachadas a dos calles, una a La Carrera y la trasera, con balcón corrido en la tercera planta, a la calle Herradores.

Por sus características morfológicas se correspondía con la tipología de casa comercial, donde la planta baja se destinaba a actividad mercantil y la alta a vivienda. Tiene una fachada de finales del siglo XVIII, y en ella se aúnan elementos arquitectónicos de corte Barroco con otros de gusto Neoclásico. Desde 1.918 fue ocupado por el Orfeón La Paz, entidad de carácter musical y a partir de 2001, pasó a constituirse como sede de la Oficina Principal de CajaCanarias en La Laguna.

San Cristóbal de La Laguna, Tenerife

Complejo catedralicio Hermanos Bencomo


El proyecto Hermanos Bencomo, financiado íntegramente por CajaCanarias, se ha centrado en la adecuación de los espacios destinados a casas capitulares, biblioteca y archivo de este enclave lagunero. La obra, totalmente concluida, ha permitido que con esta intervención la Diócesis de Tenerife posea en la Isla un museo de referencia para los estudiosos del arte, en el que se recogen 160 auténticas piezas de muy diverso origen.

En cuanto a su datación y origen geográfico destacan los iconos de los siglos XVII y XVIII, con procedencia de la escuela rusa, Grecia e Italia. Se recupera así su tradicional orientación religiosa, al tiempo que se ponen al servicio de los ciudadanos, favoreciendo su contemplación y evitando un irreverente mercadeo de las piezas.

Comparte esta publicación