Presentación

Durante más de tres milenios la civilización faraónica floreció en tierras del Nilo para legar a la posteridad un ejemplo de sociedad magistralmente organizada, repleta de ideas y de producciones materiales tan admirables como singulares. Egipto despierta la pasión y el ansia de conocimiento, hace volar la imaginación y es, a la vez, objeto de investigación científica. Desde la antigüedad hasta nuestros días, millones de personas han sido atraídas por sus encantos, y unas pocas de entre ellas han contribuido de forma decisiva a descifrar y rescatar de las tinieblas el mensaje eterno de los faraones.

La exposición Egipto: en busca de la Eternidad, con más de un centenar de obras procedentes de los fondos del Museu Egipci de Barcelona, acerca al público a diferentes aspectos de una civilización única; el liderazgo indiscutible del faraón, la escritura jeroglífica, joyas, instrumentos musicales, objetos relacionados con la cosmética o la medicina, herramientas, armas, vasos en piedra, cerámica o fayenza, indican un alto nivel de sofisticación para un pueblo que quiso disfrutar de la vida en el privilegiado entorno del valle del Nilo, a la vez que agradecer a sus dioses este maravilloso don. Una vida que de ser considerada justa y positiva podía prolongarse tras la muerte, a través de una serie de rituales como la momificación y la construcción de una tumba o casa de Eternidad dotada con todo lo necesario para afrontar la inmortalidad.

Un complemento ideal de la exposición Egipto: en busca de la Eternidad es la muestra fotográfica Tutankhamón, imágenes de un tesoro bajo el desierto egipcio. Se trata de una exquisita selección de 65 fotografías que ilustran, paso a paso, el trabajo que el arqueólogo inglés Howard Carter y su equipo llevaron a cabo en la tumba de Tutankhamón, protagonizando una de las aventuras más fascinantes de la historia de la Arqueología.

Esta exposición producida por la Fundación CajaCanarias en colaboración con el Museu Egipci de Barcelona-Fundació Arqueològica Clos, institución que atesora una de las mayores colecciones privadas de arte egipcio en Europa, nos ofrecerá una visión muy completa de los grandes periodos de la cultura egipcia y su búsqueda de la eternidad.