Presentación

«Enciende la Tierra» comenzó, hace ahora 10 años, este viaje a través de las preguntas que nos han permitido analizar las claves de nuestro tiempo. En 2008, comenzamos a recoger el testimonio humanista de intelectuales, científicos y artistas de todo el mundo. Personalidades como Jane Goodall, Malalai Joya, Ignacio Ramonet, Steve McCurry, Susan George, Sami Naïr, Federico Mayor Zaragoza, o los recordados Jose Luis Sampedro y Tvetan Todorov, nos dejaron la huella de su sabiduría exigente, retándonos a compartir lo mejor de nuestras energías solidarias.

En esta edición regresamos a África para abordar las oportunidades que se están abriendo en muchos países del continente. ¿Cómo está cambiando África? ¿Por qué están cayendo algunas de sus antiguas élites gobernantes? ¿Podrán los pueblos africanos ser finalmente dueños de su futuro? Estos diálogos deberán ayudarnos a indagar en la raíz de muchos conflictos e injusticias pero, sobre todo, deben contribuir a anticipar los nuevos desafíos que se vislumbran en un horizonte cercano. Para muchos países, este despertar comienza a resolverse dentro de los cauces democráticos, a pesar de las amenazas del islamismo radical, del peso de sus dictaduras, y de los vicios ocultos de una ineficiente cooperación internacional. La voluntad de la mayoría de los africanos es la búsqueda de la paz, y muchos jóvenes han conseguido en esta generación cambios sorprendentes. Los jóvenes se encuentran en la raíz de muchas transformaciones democráticas que han ido desafiado a las élites. Pero estos avances se encuentran amenazados por un desmedido crecimiento de la población, y por la sombra de un colonialismo encubierto que, en las últimas décadas, ha sumado la presencia de China como un actor discreto pero determinante para el futuro de muchos países africanos. La cooperación internacional sigue siendo un negocio que mueve más de 57.000 millones de dólares al año en el continente, porque aún persiste esa imagen de países vulnerables que no pueden valerse por ellos mismos, y que sería necesario desterrar.

Alguno de esos jóvenes como la periodista Chika Oduah, el cineasta Jarreth Merz, el músico Serge Bambara (Smokey), que nos ofrecerá un concierto al final de su mesa, o la política gambiana Fatou K. Jawara, formarán parte de estos acercamientos a una realidad siempre poliédrica. También contaremos con la voz de hombres y mujeres, cuyo compromiso y sabiduría, han sido decisivos para hacer posible el cambio como la valerosa activista a quien podríamos considerar como una de las grandes conciencias de África, Aminata Traoré, el gran escritor senegalés Boubacar Bois Diop, o el filósofo Sami Naïr y su capacidad para analizar y anticipar muchos movimientos futuros. Bienvenidos a un continente que, como dijo Kapuscinski, "es demasiado grande para ser descrito. Es un verdadero océano, un planeta separado, un cosmos variado en inmensamente rico. Sólo con la mayor de las simplificaciones, podemos decir: África". Este Foro buscará analizar los retos futuros, acercándonos a ese crisol de realidades y culturas al que rara vez queremos mirar. Nuestro acercamiento a África debe ser, como ha escrito Aminata Traorè, una "elección de la dignidad y la esperanza", que despierte un mayor compromiso con este continente del que formamos parte.