Presentación

Desde 1943 y hasta mediados de la década de los sesenta del siglo pasado, se celebraron Campeonatos Absolutos en Canarias para elegir al mejor luchador del año, dividiéndose estas competiciones por categorías ya entrados los años cincuenta y, desde 1961, también por pesos. A los ganadores se les entregaba un fajín, considerado como el mayor estatus que podía alcanzar un luchador y ostentando a lo largo de todo el año esa condición. Víctor Rodríguez, Alfredo Martín “El Palmero”, Felipe del Castillo o Nino Morales son figuras reconocidas de nuestro deporte vernáculo que obtuvieron o disputaron estos legendarios desafíos por el fajín durante su existencia.

Por este motivo, la Fundación CajaCanarias prosigue su histórico compromiso con nuestros deportes y tradiciones vernáculas, seña de identidad de la institución desde sus orígenes, recuperando en esta ocasión una importante tradición luchística con la organización del I Torneo del Fajín, que tendrá lugar durante los meses de octubre y noviembre y, en esta ocasión, enfocado a los practicantes de base, de cara fomentar entre los luchadores y luchadoras de categorías benjamín, alevín e infantil una competición que refuerce el futuro de la lucha canaria, así como incentive la convivencia y la sana competición, en busca de ostentar el fajín que acredite como mejor luchador de su categoría a nivel insular y provincial. De este modo, la Fundación CajaCanarias reafirma su espíritu de fomento y organización de acciones deportivas en el ámbito de la lucha canaria destinadas a los más jóvenes, con la intención de reforzar e incrementar su presencia entre la juventud e infancia de las islas.

Los ganadores de esta iniciativa, además de ostentar el fajín que les acreditará como mejor luchador/a de su categoría durante la temporada, tendrán asegurada plaza para participar en el X Campus de Lucha Canaria CajaCanarias, a celebrar en el mes de julio de 2019.