Doble cita con el rock de José Ignacio Lapido en el Otoño Cultural CajaCanarias
24.10.2019
La Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias proyecta los Bafta Short Film 2019
28.10.2019
Mostrar todos

La Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias presenta la exposición “Nicolás Massieu y Matos. La sustancia del color”

La muestra, que podrá visitarse hasta el próximo 31 de enero en la sala de exposiciones temporales de la Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias, calle San Agustín, 18, La Laguna, reúne una veintena de obras realizadas por el pintor grancanario, Nicolás Massieu y Matos, en el periodo comprendido entre 1901 y 1949

Comisariada por Christian Perazzone, la exposición se verá complementada con un amplio programa de actividades destinadas a todos los públicos

La Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias ha presentado hoy viernes en la sede de la entidad, calle San Agustín, 18, La Laguna, la exposición titulada “Nicolás Massieu y Matos. La sustancia del color”, una muestra integrada por una veintena de obras –pinturas y dibujos- realizadas por el artista grancanario, Nicolás Massieu y Matos, en el periodo comprendido entre 1901 y 1949. La muestra podrá visitarse hasta el próximo 31 de enero de 2020, en horario de lunes a viernes, de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h., y sábados de 10 a 14 h.

En el acto de inauguración han intervenido el comisario de la exposición y especialista en la obra del artista, Christian Perazzone, el presidente de la Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias, Alberto Delgado, y Clara Armas, directora de la entidad.

Durante su intervención, Alberto Delgado señaló que esta muestra dedicada al pintor Nicolás Massieu y Matos ―nacido en Las Palmas de Gran Canaria, en 1876, y fallecido en la misma ciudad, en 1954―, se inscribe en el marco de una de las líneas de actuación de la Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias, aquella que aspira a recuperar la memoria y rescatar la producción de los creadores de referencia del ámbito insular, y contribuir, de esta manera, al mejor conocimiento a la Historia del Arte en Canarias. Delgado resaltó el carácter viajero del pintor y su aprendizaje durante su periplo por Roma y París, donde descubrió el arte clásico y las primeras vanguardias, que permitió al artista, a su regreso a las Islas, ejecutar una producción de gran modernidad.

Por otra parte, Christian Perazzone explicó que desde hace más de 70 años el pintor no había expuesto en Tenerife, cuando en 1948 el Circulo de Bellas Artes de S/C de Tenerife recibió la muestra organizada por un grupo de intelectuales de las dos capitales, llamado 4Club, con Eduardo Westerdahl y Juan Domingo Doreste, entre otros, como protagonistas. El comisario planteó esta muestra no como un recuerdo de aquella otra sino que este proyecto responde a un trabajo de investigación que ha realizado en los últimos años, y que ha dado como resultado la publicación de una monografía dedicada al artista. Perazzone defiende que Massieu dominó el escenario artístico de la primera mitad del siglo XX en Gran Canaria y que, al regresar de sus viajes formativos, trae la modernidad a las Islas. Por primera vez, en esta exposición se presenta el testimonio artístico de las estancias del pintor en el extranjero, con obras ejecutadas en Italia, Francia y Argentina.

Clara Armas señaló que la Fundación Cristino de Vera-Espacio Cultural CajaCanarias abre su sala de exposiciones temporales a la obra de Nicolás Massieu y Matos por la modernidad de su obra pictórica y sus aportaciones al arte canario. También, resaltó el amplio programa de actividades que se ha organizado paralelamente a la muestra con el fin de dar a conocer la obra y pensamiento del artista al público insular.

Nicolás Massieu y Matos

Nicolás Massieu y Matos nace en el barrio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria en 1876 y fallece en el barrio de Ciudad Jardín, en 1954. Es un miembro destacado de una familia con una amplia tradición artística que se inicia con su tío abuelo, Manuel Ponce de León y Falcón (1812-1880), seguido por su tío directo, Nicolás Massieu y Falcón (1853-1934). Su sobrina, Lola Massieu (1921-2007) fue a su vez una de las representantes de la pintura abstracta más importantes de España del siglo XX.

Se formará como pintor de la mano de Nicolás Massieu y Falcón, pintor romántico, primero en su taller de la casa familiar, y después en la Escuela Municipal de Dibujo, promovida por la Real Sociedad Económica de los Amigos del País de Las Palmas de Gran Canaria. Completará su educación artística viajando a Roma, pero sobre todo a París, donde permanece un poco más de un año, entre 1905 y 1906.

En la capital francesa frecuentará la Academia Camilo del pintor Eugène Carrière, en el bulevar de Clichy, donde se iniciará a la modernidad y conocerá las primeras vanguardias. En el Salón de Otoño de 1905 tendrá ocasión de visitar las exposiciones de Paul Cézanne y de Auguste Renoir. Fue, a su vez, testigo de la primera muestra de la pintura fauvista de Henri Matisse, André Derain, Maurice de Vlaminck, Henri Manguin, Albert Marquet, Jean Puy y Émile Othon Friesz, que había sido promovida por el maestro Carrière.

A partir de su regreso a Canarias en 1906 y hasta los años 50, Massieu dominará la plástica insular. Fue el introductor en el archipiélago de la modernidad y el post-impresionismo, fruto de sus experiencias y de una agudizada comprensión de la pintura. Consumado retratista en el inicio de su carrera, se adentra muy pronto en el paisaje. Su pasión por la observación de la naturaleza le lleva, durante toda su trayectoria creativa, a realizar unas reproducciones fieles de cada rincón de su isla natal, Gran Canaria. Con un dibujo de gran precisión y un gran sentido del color, Massieu ha plasmado los paisajes de Canarias con una excepcional expresividad personal.

Eduardo Westerdahl, en unos artículos que publica con ocasión de la exposición individual del pintor, en 1948, en el Círculo de Bellas Artes, reconoce los valores plásticos excepcionales de los paisajes de Massieu. Con unos simples pinceles redondos, esculpe, en la materia pictórica espesa, cada elemento del paisaje: acantilado, montaña, barranco, árbol, flor, roca, tierra, hierba, casa. Cada uno reencuentra su lugar, su densidad, su peso, su materialidad dentro del lienzo. Pero también lo hace con el aire, el viento, la luminosidad, de la frescura del invierno, la luz cenital del medio día, la calima de la primavera, el calor sofocante del verano en la cumbre. Massieu compone, con la luz, con el aire, en definitiva con el tiempo y el espacio, unas reproducciones fieles de los rincones de Canarias, a partir de un profundo conocimiento de los lenguajes de la naturaleza y con una celebración de colores.

En este proyecto expositivo ha colaborado en el préstamo de obra el Gobierno de Canarias, Centro Atlántico de Arte Moderno, El Museo Canario, Galería Artizar, colecciones de arte José Antonio Casimiro Pérez, Cala Guerra del Río Bosch, Santiago Gutiérrez Montesdeoca, Loro Parque, Otilia Manrique de Lara, Rafael Melián Cabrera, Ramírez-Navarro, Familia Siemens — Fundación Universitaria de Las Palmas de Gran Canaria, entre otros.

Imágenes de interes