Presentación

La exposición que se presentó al público el 2 de diciembre de 1965 con el sencillo pero significativo título de “12”, en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, no fue una muestra más. Así lo recogieron los medios de comunicación impresa de aquellas fechas y así ha sido reflejado también en los estudios realizados sobre la obra de sus protagonistas. Y no fue una muestra más porque fue la primera exposición de Canarias, y la segunda en España, conformada exclusivamente por mujeres artistas.

De las 12 artistas participantes, cinco habían nacido en Canarias: Eva Fernández (1911-2005) y María Belén Morales (1928-2016) en Tenerife; y Lola Massieu (1921-2002), Jane Millares (1928) y Manón Ramos (1927), en Gran Canaria. Otras habían elegido nuestras islas como su lugar de residencia, bien permanente o de modo temporal, procedentes de la Península, de Europa y de Estados Unidos: Birgitta Bergh (1937) (Finlandia), Quita Brodhead (1901-2002) (EEUU), Celia Ferreiro (1932) (Jaén), Vicki Penfol (1918-2013) (Polonia), Carla Prina (1912-2008) (Italia), Tanja Tamvelius (1901-1969) (Suecia) y Maud Westerdahl (1921 - 1991) (Francia)

Un sencillo catálogo, que se editó para la exposición, incluye un texto del más destacado crítico de arte de Canarias, Eduardo Westerdahl, dando de ese modo su manifiesto apoyo a la iniciativa. Esta colectiva de obras, tras ser expuesta en el Círculo de Bellas Artes, fue trasladada en el mismo mes de diciembre al Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, en el que Eduardo Westerdahl ya había invitado a exponer a varias de estas artistas y se empeñaba en hacer realidad su Museo de arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl, MACEW. 1

Han transcurrido cincuenta y cuatro años desde aquél primer paso adelante que dieron 12 mujeres artistas, auténticas pioneras del arte en Canarias. Los tiempos han cambiado, y con ellos también el modo de estudiar y presentar la trayectorias de los artistas, particularmente en lo que compete al trabajo de mujeres artistas. Desde esta perspectiva, la muestra que ahora se presenta y que hace memoria de aquella otra de 1965 es una afortunada manera de conocer el trabajo, esfuerzo y protagonismo de aquellas mujeres avanzadas en nuestro arte.

En palabras de las propias artistas protagonistas:
"Exponemos juntas, nada más. Coincidencias, simpatías mutuas y el común deseo de hacer algo."
"Finalidad de la exposición: Simplemente un acto. Declarar nuestra inquietud y seriedad artística y presentar nuestra busca y sus resultados."

Angeles Alemán & Celestino Celso Hernández
Comisarios