El Hierro

Fotografías que se encuentran en la exposición

Roque Bonanza y Vía Láctea

Uno de los símbolos de la isla, el roque Bonanza emerge desde las profundidades marinas en Las Playas. Situado al sureste de la isla se trata un dique volcánico de unos 200 metros de altura.

La imagen nocturna trata de captar la belleza del Roque y su entorno. Realizado desde una zona donde la playa está formada por grandes piedras redondeadas por la erosión, la única forma de captar esta imagen es en una panorámica con la tenue luz de la Luna, que aunque en la imagen parezca que está llena, sólo estaba en torno al 15% de luminosidad. Gracias a ese de poco de luz de Luna el paisaje y montañas que rodea esta peculiar zona y a la vez dejan ver la Vía Lactea justo como saliendo del mismo Roque.

Sabina del Hierro

Uno de los lugares más especiales y a la vez más complicados para ver el cielo nocturno es en la zona del sabinar del Hierro.

Con un cielo espectacular, debido a la nula contaminación lumínica de la zona, mirar el cielo junto a esta sabina de unos 500 años es algo especial. Se llega a través de caminos de tierra y una vez allí, si tienes la suerte de que no hay nubes, llovizna y bastante viento el espectacular cielo por la noche está garantizado.

Un lugar realmente oscuro donde la silueta curvada de este árbol se entremezcla con el colores de las estrellas y del polvo y gas de la vía láctea. El lugar es tan oscuro que se necesita iluminar el árbol para sacar algún detalle en la foto y el color de la vía láctea y zonas rojizas abundantes en Hidrogeno ionizado lucen en esta foto como en ninguna otra. Se puede distinguir justo en la copa del árbol, tocante el suelo, el centro de la vía láctea más anaranjada y amarillenta. Si seguimos el brazo de nuestra galaxia una de los objetos que mejor se distinguen es la nebulosa de Norte América, recordando su peculiar forma.