Lugar: Aulario del Campus de Guajara - Avenida José Luis Moreno Becerra s/nº - San Cristóbal de La Laguna

Presentación

La ciencia avanza descubriéndonos un universo fascinante para proporcionarnos una comprensión de nosotros mismos que ha ido derribando, uno tras otro, prejuicios que la humanidad arrastra desde la antigüedad. El siglo XXI será el siglo del conocimiento profundo de la vida y el universo. Enciende el Cosmos te propone conocer ideas y teorías innovadoras, de la mano de los científicos que están abriendo las puertas del futuro. Partiremos del lugar que hoy ocupamos, para entender cómo es el universo a gran escala, cuál es su historia y su futuro. En el viaje de este año, nuestros invitados harán un recorrido que nos llevará desde la comprensión de nuestro cerebro al big data.

No existe nada de cuya existencia seamos más conscientes – de hecho, es él lo que nos permite “ser conscientes” –: el cerebro, un universo formado por en torno a 90.000 millones de neuronas, cada una pudiendo tener de una a diez mil conexiones sinápticas con otras neuronas. En esta mesa abordaremos las preguntas: ¿Cómo ha influido la obra de Ramón y Cajal en un investigador tan destacado en este campo como Rafael Yuste? ¿Cuál es la situación actual de la ciencia del cerebro, en las neurociencias? ¿Qué quiere decir que el cerebro tiene conciencia de sí mismo? ¿Qué ideas se tienen en la actualidad para comprender semejante estructura “circular”? ¿Podrá la ciencia desarrollar medios-medicamentos para detener el deterioro del cerebro con el paso de los años? ¿Y para combatir enfermedades como el alzheimer y el parkinson, al igual que para establecer nuevas terapias para otros males mentales?

Por otra parte, La Inteligencia Artificial (IA) ha llegado para quedarse. Para muchos es ya un amable facilitador de decisiones cotidianas -cómo llegar antes, qué leer-; para otros es fuente de oportunidades -nuevos perfiles laborales, empresas innovadoras-, e incluso una aliada en la lucha contra desafíos globales como la crisis climática y de biodiversidad. Pero hay un lado oscuro: ¿a cuántos humanos dejarán las máquinas en paro? ¿Es la IA justa cuando informa decisiones sobre créditos, seguros o contrataciones? ¿Y si la IA contribuye al control ideológico del flujo de la información? Nuria Oliver y Lorena Jaume-Palasí no tienen todas las respuestas, pero sí las necesarias para activar la reflexión.